CODIGO DE CONDUCTA DEL JEEPERO:

1) Mi jeep siempre estará limpio y presentable. Aseguraré que mi coche estará en el estado más alto de condición mecánica y mantenimiento. un jeep clasico es dificil de ver, y ver uno es una experiencia especial para cualquiera. Tengo una obligación de presentar estos coches a otros en un alto nivel de cuidado y mimo.

2) Siempre seré cortés, amable, y amistoso. No hablaré con desdén o no me haré el sueco con nadie, y muy cortesmente contestaré a todas las preguntas. Los propietarios de jeeps clasicos y otros coches exóticos sufren de una mala etiqueta "de esnob". Me esforzaré de forma activa en cambiar esta percepción entre todo aquel con quien me encuentre.

3) Siempre que sea factible, animaré a la visión y la observación de mi jeep. Si alguien es limpio y amable, los animaré a sentarse en mi jeep. Activamente animaré a que le tomen fotografías. En particular, animaré esto entre niños más jóvenes. En ocasiónes, ofreceré paseos a admiradores en las circunstancias apropiadas.

4) Con una excepción (mirar el punto 5, debajo), yo obedeceré todas las leyes de tráfico. Sobre todo, siempre respetaré velocidades de tráfico y ordenanzas ruidosas dentro de límites de ciudad. Siempre conduciré en una manera defensiva para protegerme a mí a mi copiloto y a mi vehículo. No iniciaré ni voy a responder a desafíos para competir con mi coche en vías públicas.

5) En ocasiones conduciré mi jeep como su creador quiso, adaptandome a las carreteras abiertas, autopistas, caminos rurales o sobre circuitos de manera apropiada. Sobre carreteras públicas, usaré mis poderes más altos de observación y cuidado para asegurar que no coloco a mí vehículo o al público en peligro. Seré consciente del ambiente y condiciones de la vía, y no conduciré a velocidades excesivas en sitios desconocidos. Me acercaré a esquinas ciegas o rasantes sin visibilidad, asumiendo que puede existir un obstáculo y tomaré medidas apropiadas.

6) Compartiré mi pasión y entusiasmo con hacia los jeep clasicos con otros con el trabajo comunitario y acontecimientos caritativos. Activamente buscaré organizaciones como fundaciones o departamentos locales de policía, hospitales, etc. y les ofrecere mi coche para el empleo en acontecimientos como programas caricativos, desfiles, reuniones, etc. Muchas comunidades realizan actividades para fundaciones de niños enfermos. De darse la oportunidad, ofreceremos nuestro tiempo y nuestros coches a tales organizaciones en un esfuerzo para mejorar la vida de aquellos menos afortunados que yo.

7) Seré honesto y presentare con exactitud mi jeep a posibles compradores. Guardaré registros completos y ciertos, y siempre seguiré teniendo contacto con los propietarios del coche que he vendido para asegurar que ellos siguen disfrutando de la satisfacción máxima y que aprecian le coche que he poseído.

8) Siempre tendré una sonrisa sobre mi cara inspeccionando, conduciendo, o mostrando a mi jeep a otros. Nunca olvidaré lo afortunado que soy de poseer tal coche y constantemente me recordaré que el futuro es incierto.


Volver a la Página Principal